Tag Archives: Corominas

Propina

La primera vez que uno visita otras lenguas en busca de propina suele llevarse una sorpresa al traspasar los umbrales de los diccionarios franceses o alemanes. En francés, pourboire (lit., ‘para beber’), en alemán Trinkgeld (lit., ‘dinero para beber’), ambas encierran el verbo ‘beber’ en los desvanes de su etimología. ¿Y nosotros? ¿Acaso nuestra propina […]

Continuar leyendo →

Hígado

Para Claudia     A mi sobrina Claudia le gusta mucho el foie-gras (o fuagrás), y no se le escapa la notable diferencia entre el foie-gras y el paté. En otro orden de cosas (y de significado del verbo ‘gustar’), le gustan también los corderillos como el del Principito, las ocas o gansos de los […]

Continuar leyendo →

Mangante

Como disuasorio, también mangante es una palabra que desconocen Covarrubias y el Diccionario de Autoridades. Sobre su etimología, Corominas habla del «gitano mangar ‘pedir, mendigar’, voz que ha pasado al caló castellano, catalán y portugués, que reaparece en los varios dialectos de Europa y tiene raíz sánscrita». Pero en la voz mangar el DRAE, al […]

Continuar leyendo →

Disuasorio

Disuasorio es una palabra relativamente reciente, que no aparece ni en Covarrubias, ni en el Diccionario de Autoridades, ni siquiera en Corominas. El DRAE, que sí la recoge, remite a disuasivo y define: «Que disuade o puede disuadir». Es natural la prioridad de disuasivo por su afinidad con persuasivo. Su etimología no admite dudas, porque […]

Continuar leyendo →

Dingolondango(s)

Confieso que, para comentar la anterior palabra, cencido-a, recorrí, siquiera por encima, las Obras completas de Gabriel Miró en la edición de Biblioteca Nueva que prologó su hija (Madrid, 5.ª ed., 1969). Tengo que hacer otra confesión: había olvidado (casi) por completo El obispo leproso. Pero algunos subrayados atestiguaban que, una vez al menos, pasaron […]

Continuar leyendo →

Cencido

Acabo de leer Fuga y Contrapunto, el libro póstumo de mi amigo Pepe Mas, poeta ciego que supo salir notablemente airoso de un destino adverso. No sin humor e ironía a veces, como en el poema «Abluciones», donde escribe: «Y fui testigo mudo —lo de ciego / carecía de mérito—…». Pues bien, en el último […]

Continuar leyendo →

A vueltas con los escraches

Como planta de primavera —si no «con las lluvias de abril y el sol de mayo», sí con las de marzo y el de abril—, de la noche a la mañana ha brotado con fuerza la palabra escrache en prensa y televisión. Ha surgido para denominar un hecho que ha escandalizado a algunos gobernantes, que […]

Continuar leyendo →

Patético

Patético es un término tardío, que Corominas documenta solo a finales del siglo XVII. La «autoridad» del Diccionario de Autoridades es todavía más reciente: una línea de la Chronohistoria de la Compañía de Jesús, publicada en 1710 por el jesuita y luego académico Bartolomé de Alcázar (1648-1721): «Eran sus sermones tan patéticos como ingeniosos». Pero […]

Continuar leyendo →

Ministro

Que la proliferación de ministros, ministras y ministrables es un hecho común lo demuestra el propio DRAE, que recoge 14 acepciones de ministro, ministra y otras tantas provistas de adjetivo y complemento nominal. Desde ‘persona que dirige cada uno de los departamentos ministeriales en que se divide la gobernación del Estado’ hasta ‘prelada de las […]

Continuar leyendo →

Polla

Suele la polisemia ser fuente y causa de alacridad y regocijo. Todas las lenguas la tienen; todas las lenguas procrean humor a su costa. Una de las palabras con acepciones tan variadas y opuestas que inevitablemente forjan lozanas recreaciones humorísticas es polla. La inocente polla es el femenino de pollo, y seguro que a cualquiera […]

Continuar leyendo →