Jeroglífico: Biberman

Jeroglifico_13

5 Comentarios

  1. Dimas Mas dice:

    Muy enrevesado lo del revés de “las”, porque puede interpretarse como que es un solo la, el último, al que hay que dar la vuelta, en vez de a los dos últimos.
    Como me habéis musicalizado a lo Massiel eurovisiva, para esta Sal de la tierra, os devuelvo la musiquilla en formato aforístico del pretencioso Juan Poz:
    1. Ningún lío tan musical como el enredo.
    2. Solo música: mi fado relamido.

    • No veo el revés enrevesado. Dos notas iguales = las; una nota al revés = al; total, Lasal.
      Cuando éramos chicos y empezábamos con el do-re-mi-fa-sol, como don Mendo, la pregunta era: «¿Cómo quedas musicalmente después de comerte un pastel?». Pero su merced ha mejorado en cuarto y quinto el «relamido» de la respuesta con ese fado posesivo.
      Si ya lo decía Dorotea, antes de ser princesa Micomicona: «La música compone los ánimos descompuestos y alivia los trabajos que nacen del espíritu»…

      • Dimas Mas dice:

        Al revés, sí, ¿pero cómo se indica que ese revés ha de serlo no solo para la última nota, sino para las dos anteriores? “Las al”, pero ahora he de leer a lo árabe, y esta es la indicación que echaba en falta… Me imagino, por estas cominerías mías, que debe de ser un delicioso tormento componer aun el más sencillo de estos jeros…

        • Pues, querido maestro, porque las dos primeras notas están de pie (y por tanto al derecho = las) mientras que la tercera está boca abajo (es decir, al revés = al, con independencia de que la disposición en el pentagrama solo se deba a puro pragmatismo de la altura). ¡Pero estamos en el lenguaje simbólico del jeroglífico y no en el musical, carísimo cominero!

  2. Dimas Mas dice:

    Ciego, torpe, obtuso, enrevesado, cernícalo y bocazas: mi menda que, habiéndolo escrito: “las al” no se percata del palíndromo… No hay más ciego… La suerte del aficionado a los cominos es que legumbrea sin flatulencias, aunque al abrir la boca confirma lo justo de la prohibición pitagórica… Presento las excusas sin disculpa que me acusan e inculpan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *