El teatro invade la vida

Hay una frase, ya lexicalizada, que es citada opportune et importune, incluso por quienes no han leído ni una línea de Unamuno. Esa frase es “venceréis, pero no convenceréis”, la misma que da título al libro que acaba de publicar Oportet Editores.

Lo que ocurrió en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca, aquel 12 de octubre de 1936, tuvo la suficiente importancia como para ser recordado en diversas ocasiones por los asistentes al acto, con las inevitables variantes, unas veces interesadas y otras simplemente desfiguradas por la falibilidad de la memoria. Pero hay algo que quedó en el imaginario colectivo de las gentes y ha sido rememorado con ocasión y sin ella: esa frase, contundente como un axioma y sonora como la pancarta de una manifestación, al margen de que fuera o no pronunciada exactamente así.

Este libro recrea aquel «acto programado como vistosa exaltación del llamado Alzamiento, pero que tuvo un final muy distinto al previsto». Pollux Hernúñez lleva mucho tiempo investigando con minuciosidad y detalle aquella hora en que Unamuno dio un testimonio impredecible. Para ello ha debido consultar todos los documentos disponibles, analizar, sopesar y contrastar los datos conseguidos, hasta obtener una versión fundamentada y bastante verosímil del suceso. En los años ochenta llegó incluso a entrevistar a alguno de los asistentes al acto, que todavía vivían en Salamanca.

En esta «última lección de Unamuno» se ha reconstruido el acto del Paraninfo como un ensayo y como una pieza teatral. En la primera parte se da cuenta de todos los testimonios conocidos de los asistentes al acto, unas veces de primera mano, y otras a través de memorias secundarias, reproduciendo valiosos documentos y aportando una sugerente bibliografía. En la segunda, como en una representación teatral, se transcribe el reparto «de las personajes que hablan», indicando quiénes son, dónde están y qué dicen. Todo el mundo recuerda la célebre frase, pero muy pocos saben quiénes hablaron antes que Unamuno y mucho menos lo que dijeron. Aquí se han recogido los discursos de los cuatro intervinientes: el dominico Beltrán de Heredia,  los catedráticos Ramos Loscertales y Maldonado de Guevara, y José María Pemán, «el juglar del régimen». Fueron sobre todo las intervenciones de los dos últimos las que soliviantaron a Unamuno, que escribió unas notas en un papel que tenía en el bolsillo: ese papel por fortuna se conserva, y esta reproducido en el libro.

Un libro serio y documentado como un libro de historia, conmovedor como una obra de teatro y que atrapa como una novela. Los primeros lectores ya lo han atestiguado.

UltimaLeccionUnamuno_02

Entrada etiquetada con , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *